¿Cómo recupero la salud de mi piel tras los excesos del verano?

Por Paz Torralba, directora de The Beauty Concept

Tras los meses estivales, la piel requiere cuidados extras a nivel facial y corporales, sin olvidar nuestra dieta, la cual hemos olvidado durante las vacaciones. Es por ello que en los centros The Beauty Concept hemos activado varios protocolos para que la puesta a punto para la nueva temporada sea efectiva y más llevadera. Tanto desde nuestros tratamientos de bellezas habituales en cabina como en el área de medicina estética que dirige la doctora Carmen Lorente.

Paz Torralba, directora de The Beauty Concept, propone una serie de pautas importantes y fáciles de ejecutar que aconseja incorporar a nuestra rutina diaria:

1.- HIDRATACIÓN POR DENTRO. Es fundamental beber mucha agua durante todo el día, ayuda a reponer los tejidos, hidratarlos y proporcionar elasticidad. De esta manera equilibramos, reparamos el tono apagado, evitamos la aparición de nuevas arrugas y recuperamos el aspecto de piel sana. La cantidad de agua depende de nuestra comprensión y estilo de vida, pero como mínimo se deben ingerir dos litros diarios.

2.- ALIMENTACIÓN EQUILIBRADA. Con la alimentación también se recupera la firmeza de la piel, reducimos y eliminamos los granitos y las imperfecciones que aparecen por culpa de los excesos, recuperamos el tono uniforme y devolvemos la luz y brillo que probablemente hayamos perdido. Una alimentación rica en nutrientes, que esté equilibrada, eliminando grasas malas y alimentos procesados y respetando las horas de las comidas hacen que la piel recupere la salud.

3.- DESCANSO. Recuperar las horas de sueño es fundamental. Por la noche regeneremos la piel, reparamos las células y recuperamos los daños sufridos durante el día. Las hormonas rigen nuestro cuerpo y, así como el cortisol durante el día oxida los tejidos y produce daños, la melatonina por la noche repara todos estos daños.

4.- LIMPIAR LA PIEL. La piel tiene memoria, y es por ello que olvidarse del ritual de limpieza diario es un error importante del que nos podemos arrepentir después: hay daños que en esta época son irreparables si no tomamos medias. La limpieza es básica y obligatoria cada día y, aunque no nos maquillemos, el simple gesto de exponernos al sol, el uso de las cremas solares o la arena si estamos en la playa hacen que la piel sufra demasiado y lo solventamos con una buena limpieza. Nada de toallitas, una buena leche desmaquillante que aporte nutrientes e ingredientes activos desde esta fase de limpieza.

Descansar del ritual de belleza diario es el peor enemigo para la piel y puede tener consecuencias irreparables si lo hacemos durante varios días consecutivos, días en los que además no nos cuidamos y los malos hábitos que se reflejan en la piel están continuamente presentes (exceso de alcohol, poco descanso, mala alimentación, falta de hidratación). Por todo ello, en nuestro regreso debemos ser muy rígidos con este paso y hacerlo a diario tanto por la mañana cómo por la noche.

5.- IR UN PASO MAS DE UNA SIMPLE LIMPIEZA. Un gesto imprescindible es aplicar un buen contorno de ojos a diario, una mascarilla reparadora una o dos veces por semana y realizar una exfoliación cada 10 o 15 días.

6.- PRODUCTOS CON INGREDIENTES DE ALTA CONCENTRACIÓN DE PRINCIPIOS ACTIVOS que actúen de forma inmediata y reparen la piel en profundidad, por supuesto, con texturas inteligentes fluidas de bajo peso molecular para que penetren a capas profundas (para ello la piel tiene que estar preparada).

7.- PROTECCIÓN SOLAR. Elegir muy bien la protección solar es absolutamente vital para la salud de la piel, y debe ser valorada por un profesional. Acudir a comprar una protección sin conocer nuestro tipo de piel y sus necesidades es un error gravísimo que posteriormente puede traer alteraciones a la piel y desencadenar en patologías importantes.

8.- UN BUEN DIAGNÓSTICO PROFESIONAL que determine qué productos son los adecuados para la piel en este momento para recuperar los volúmenes perdidos, para unificar el tono, para devolver la juventud y salud a la piel y para actuar contra las patologías que presente (manchas, flacidez, granos, hidratación)

9.- FUNDAMENTAL PROTOCOLO EN CABINA. Si hablamos de medicina estética, soy partidaria del Plasmage (evaporación puntual del tejido); peelings médicos que son maravillosos para recuperar el tono, actuar sobre las manchas, flacidez, devolver la salud y juventud a la piel, etc  y, si hablamos de estética, apostamos por el JetPeel, que limpia, hidrata, rejuvenece y regenera en profundidad, un protocolo absolutamente personalizado para las diferentes patologías y que consiste en un cóctel personalizado de vitaminas y minerales que devuelven juventud y reafirmación a la piel, a la vez que la hidrata y recupera tejidos; un velo de colágeno; radiofrecuencias que actúen en la célula para combatir la flacidez y trabajar la reposición de volúmenes perdidos; masajes con técnicas de Kobido, profundos a través de las fascias, que son capaces en una sola sesión devolver la juventud y salud a la piel…. Y ahora mismo, el tratamiento por excelencia es ULTHERAPY que, sin ser invasivo realiza un lifting profundo en cara, cuello y escote. Lo ideal la personalización y combinación de diferentes técnicas para conseguir el objetivo en menos tiempo y con mayor éxito.