Si estoy embarazada, ¿qué tratamientos de belleza puedo recibir?

El embarazo es una etapa maravillosa, llena de ilusión y de emociones. Sin embargo, el cuerpo de la mujer sufre cambios tan bruscos, y a tantos niveles, que pueden surgir alteraciones en la salud y en la estética. La retención de líquidos, la aparición de estrías, las manchas, la flacidez o la mala circulación son ejemplos de estos cambios que, en mayor o menor medida, preocupan a las mujeres embarazadas.

Por suerte, existen protocolos y tratamientos específicos para que ninguno de estos problemillas empañe la belleza de esta etapa. Pero, ¿qué tratamiento es el más recomendable? ¿Cuáles debo evitar? ¿Existe algún tipo de riesgo? Es normal que surjan todo este tipo de preguntas, y que queramos estar completamente seguras antes de iniciar cualquier protocolo. Por ello, hemos dedicado este post al embarazo, esperando resolver estas dudas y orientarte a la hora de decidir. ¿Empezamos?

Consejos generales

  • En primer lugar, asegúrate de que te realizan un diagnóstico completo y personalizado. En cualquier tratamiento esto es lo recomendable, pero es que en el embarazo es completamente esencial. A partir de ahí, se abre un abanico de posibilidades en función de tus necesidades.
  • Puesto que durante todo el embarazo y en la fase de lactancia hay que evitar todo principio activo que pueda llegar al bebé, asegúrate de que se utilizan productos naturales y protocolos específicos.
  • Es recomendable que el tratamiento se continúe con productos en casa, para garantizar la consecución del objetivo marcado. Tu cuerpo cambia cada día, y por eso necesita cuidados extra.

Tratamientos corporales recomendados

Se pueden aplicar tratamientos estéticos para las molestias propias del embarazo que, además ayudarán a las mujeres a sentirse mejor en una etapa especialmente sensible. Los objetivos de los tratamientos que se ofrecen durante el embarazo son: mantener la hidratación de la piel,  mejorar la circulación y la retención de líquidos, evitar en la medida de lo posible los acúmulos de grasa innecesarios y tratar las contracturas que aparecen de forman recurrente en esta etapa.

Los tratamientos corporales que persiguen estos objetivos son:

  • Hidratación y exfoliación. Ayuda a nutrir e hidratar la piel, mantener la elasticidad y el tono corporal en general. Evitará la formación de estrías y mejorará la circulación.
  • Tratamiento circulatorio y piernas cansadas: Trata la retención de líquidos y la circulación linfática y sanguínea. Se recomienda para la hinchazón, edema y sensación de piernas pesadas. Es uno de los tratamientos en cabina más solicitados y efectivos, ya que proporciona frescura y alivio, descongestiona los tejidos y brinda una inmensa sensación de bienestar.
  • Drenajes manuales y presoterapia. Mejora de forma considerable la circulación y evita la retención de líquidos.
  • Masaje holístico. Es un masaje especialmente suave y delicado, que mejora el estado de ánimo, estimula la circulación y alivia diferentes molestias como calambres, tensión muscular o rigidez.

Tratamientos faciales recomendados

Durante el embarazo se debe prestar especial atención a las antiestéticas manchas, muy comunes en este período. Por esta razón, se recomienda una hidratación profunda de la piel, masajes de remonte y técnica de masaje Kobido para colocar los músculos. En cuanto a los productos, son ideales los fluidos y sueros de vitaminas, oligoproteinas y principios activos naturales, evitando cualquier tipo de ácido, aceite esencial, o cualquier otro activo que actúe directamente en el torrente sanguíneo, ya que puede afectar al feto.

Tratamientos específicos para cada etapa del embarazo

En cada etapa del embarazo se producen cambios concretos, por lo que es recomendable realizar tratamientos concretos que mejoren las problemáticas propias de cada trimestre:

  • Primer Trimestre: Es importante ser constante en una buena hidratación y exfoliación para mantener la piel más elástica. Los masajes manuales de relajación y circulación en las piernas son excelentes para esta etapa.
  • Segundo Trimestre: Es importante continuar con la hidratación para dar flexibilidad a la piel y prevenir estrías. Se recomiendan las sesiones de masaje y las envolturas corporales de fango para vigorizar, reducir el edema y estimular la circulación, además de exfoliaciones corporales que mejoran el aspecto de la piel con productos naturales.
  • Ya en las últimas ocho semanas del embarazo, el relax es algo fundamental. En esta etapa se recomienda hacer las envolturas con Litocosmética de Chocolate porque tonifica, relaja el cuerpo y remineraliza la piel gracias a sus oligoelementos(calcio, potasio y magnesio). Además, ayuda a la secreción de endorfinasllamadas sustancias de la felicidad, y serotonina, un neurotransmisor que interviene en el estado de ánimo.

En The Beauty Concept, uno de nuestros objetivos es acompañar a las mujeres, ayudándolas a cuidarse y a controlar las alteraciones en su cuerpo, propiciando que se sientan bellas, seguras y fuertes en este maravilloso proceso. Contamos con todo tipo de protocolos y productos específicos y, por supuesto, partimos de un diagnóstico personalizado para atender tus necesidades, ayudándote a disfrutar al máximo de tu embarazo.

Paz Torralba

Directora de The Beauty Concept

Deja un comentario