Flores de bach

Flores de bach

Descubiertas en el siglo pasado por un médico danés Dr. Edward Bach, son ejemplo de este tipo de tratamiento. “Está reconocido por la OMS desde 1976 para tratar patologías a nivel emocional y a nivel físico, al igual que las disfunciones cardiacas. Bach estableció 38 remedios preparados con flores, que ayudan al paciente en su lucha contra la enfermedad, corrigiendo los factores emocionales tales como la tristeza, ira, ansiedad, estrés, y que lógicamente dificulta la curación física.

flores de bach

Objetivo:

Cuando una persona acude a consulta, se le hace un cuestionario para saber cómo está a nivel emocional, contrastando dentro de la clasificación clásica de estados emocionales (miedo, incertidumbre, soledad, apatía…) y en función del resultado, se escogen entre 5-6 flores.  El remedio se prepara, de forma personalizada, en un frasco gotero a partir de la esencia de flores, agua mineral y brandy para estabilizar la mezcla -excepto para niños y mujeres embarazadas, para quienes únicamente se utiliza agua-. Se deben tomar 4 gotas 4 veces al día durante un mes aproximadamente. Después de este período se reevalúa, pudiendo suspender el tratamiento, dilatarlo, o modificarlo a partir de otras flores. Al actuar a nivel vibracional, no interfiere químicamente con ninguna otra sustancia, por lo que es recomendable y eficaz para cualquier tipo de paciente.

Resultados:

Prácticamente inmediatos si es a nivel emocional los síntomas que queremos atajar, y en una semana cuando hablamos de patologías físicas.

Sesiones Recomendadas:

Unas flores de Bach suelen durar un mes, en ese plazo se vuelve a testar a la persona y se valora evolución y momento actúal, para cambiar las flores porque probablemente el individuo esté evolucionando y necesite otras diferentes.