Han sido necesarios tres años de investigación para conseguir la alianza perfecta entre un producto de tratamiento y la cobertura ideal de un maquillaje.