Su principal activo es el aloe vera que actúa hidratando la piel en profundidad, reparando la dañada y formando una pantalla protectora contra los rayos ultravioleta alfa (UVA). Estos son los principales responsables de las quemaduras solares que, a corto plazo pueden provocar dolor, manchas y envejecimiento prematuro.