Masaje oncológico

Masaje oncológico

El masaje oncológico está abriendo nuevos caminos alternativos para la relajación, el bienestar y ofrecer un momento de re conexión con su cuerpo. Es una técnica en la que se le da importancia a las necesidades físicas, emocionales y psicológicas que está viviendo el paciente, además de considerar la fase en la que se encuentra ya sea diagnóstico, tratamiento, recuperación o paliativos y de esta manera adaptar todas las técnicas para que el resultado sea el más eficaz.

Al paciente oncológico se suele abordar con un amplio equipo médico que se encarga de atacar la enfermedad; pero actualmente también hay profesionales que se comprometen con  cuidar la belleza, la estética, la relajación, y el bienestar de estas personas; con la finalidad de brindar herramientas que les ayude a sobrellevar su enfermedad. Hasta hace poco se consideraba que a estos pacientes no se les podía tocar o realizar masaje,  .Se debe recordar que la replicación celular es un mecanismo biológico, que no se puede ver alterado ni influenciado con la aplicación de tratamientos de belleza o relajación. El truco en estos casos, es que se debe tener el conocimiento de saber cuándo y cómo actuar, y ser guiado por un terapeuta especializado.

Los síntomas que más prevalecen son el cansancio, la fatiga, el dolor, ansiedad, náuseas, y sequedad de piel; todos ellos  se pueden aliviar a través de un tacto compasivo. Se utilizan maniobras, ritmos, tiempos y presiones, adecuados y adaptados a cada circunstancia de manera individualizada. Esta técnica es llevada a cabo por profesionales formados y cualificados, específicamente en esta área y contando siempre con la aprobación de su médico oncólogo.

El masaje oncológico se lleva a cabo en una cabina perfectamente equipada para que la confortabilidad sea máxima, ofreciéndole al paciente los olores que más le transmitan y le relajen, adaptando las técnicas según en la fase en la que se encuentra, ya sea diagnóstico, tratamiento, recuperación o paliativos para que el resultado sea el más eficaz.

Se utilizan maniobras, ritmos, tiempos y presiones, adecuados y adaptados a cada circunstancia de manera individualizada. Esta técnica es llevada a cabo por profesionales formados y altamente cualificados, específicamente en esta área y contando siempre con la aprobación de su médico especialista.

Beneficios:

  • Relaja la musculatura
  • Reduce el cansancio y la fatiga
  • Efecto paliativo del dolor
  • Reduce niveles de ansiedad
  • Elimina las náuseas
  • Trata la sequedad de la piel

Formación de la terapeuta:

El masaje lo ejecuta Laura Echeverría, terapeuta de The Beauty Concept, formada en Barcelona en ISMET (Escuela de formación en salud y terapias), avalada por las autoras de esta técnica de origen australiano. ISMET es la única escuela que cuenta con este aval y TBC son los centros pioneros en España en tener este tratamiento de masaje oncológico a pacientes.