Los bonos y tarjetas tienen una validez de un año, a contar desde el día de la compra de los mismos.