Pérdida de volumen facial: ¿Cómo la recuperamos?

“Existe un tratamiento para las personas que han sufrido una pérdida importante de volumen y masa muscular, bien por el paso de los años, por algún proceso de estrés continuado o por la práctica de deporte en exceso”, declara Paz Torralba, directora de los centros de belleza The Beauty Concept. La combinación de hidroxiapatita cálcica y ácido hialurónico de diferente reticulación consigue un resultado natural mediante un proceso de infiltración.

  1. La hidroxiapatita cálcica (CaHA)

Comercialmente conocida bajo el nombre de Radiesse, es uno de los rellenos más seguros y es totalmente biocompatible, ya que se encuentra habitualmente en nuestro organismo.

Proceso:

Se inyectan con una cánula en la piel para evitar los hematomas, sin sentir ningún tipo de molestia. “Por lo general, con una única sesión donde se inyecte un vial de Radiesse es suficiente para tratar la zona deseada, aunque en ocasiones puede ser necesario repasarlo para lograr los resultados deseados”, apunta Torralba. Al no tener componentes de origen animal, Radiesse es uno de los rellenos más seguros y adecuados para tratar la flacidez facial, sin apenas riesgos ni efectos secundarios. Además, debido a su grado de viscosidad, Radiesse es un compuesto que no migra y que mantiene la expresión natural del rostro. Los resultados de este tratamiento son inmediatos y dura hasta 2 años.

Las áreas donde suele aplicarse son:

  • Pliegues nasolabiales, es decir, las líneas que surgen alrededor de la boca y la nariz, como son las comisuras labiales.
  • Líneas de marioneta, esas arrugas que nacen en la comisura del labio y acaban en la barbilla y que son visibles especialmente al reírnos.
  • Arrugas y pliegues en mejillas.
  • Arrugas y pliegues en el mentón y barbilla.
  • Arrugas mandibulares y en el óvalo facial.
  • Manos para rejuvenecer.
  1. Ácido hialurónico

Los rellenos con Ácido Hialurónico consisten en infiltrar una sustancia natural y con propiedades reabsorbibles en el rostro, con el fin de recuperar los volúmenes perdidos por el paso del tiempo. Entre sus funciones también están el devolver la luminosidad, firmeza, tonicidad e hidratación al rostro. Reduce, fortalece y rejuvenece la piel, estimula la síntesis de colágeno y tiene una acción antioxidante.

Dependiendo de la densidad y reticulación tiene una función u otra. En alta densidad corrige arrugas profundas, redefine el óvalo, rellena volúmenes y recupera masa muscular. Si no está reticulado, lo que genera es una hidratación en profundidad, devuelve el tono de la piel, e ilumina y aporta la jugosidad que vamos perdiendo con los años. Lo ideal de este tratamiento es la combinación para no sólo rellenar.

Proceso:

Se realiza con cánula o micro aguja, dependiendo de la zona a tratar y lo que se quiera conseguir. Los resultados son de inmediato, aunque mejoran pasadas 3-4 semanas, donde ya se ha generado colágeno, permaneciendo entre 9 (hidratación) y 12-18 meses (alta reticulación).

Las áreas donde se suelen aplicar son:

  • Surco nasogeniano (líneas que descienden desde el final de la nariz hasta ambos límites de la boca).
  • Las líneas de marioneta (línea desciende desde la comisura de los labios hacia ambos lados de la barbilla).
  • Relleno para arrugas peribucales o “código de barras”.
  • Ácido Hialurónico en pómulos.
  • Remodelar la nariz.
  • Re-proyección del mentón.
  • Recuperar el contorno facial.

Importante: tanto la hidroxiapatita cálcica como el ácido hialurónico, no se debe utilizar cuando existen enfermedades autoinmunes, durante el embarazo o cuando existen alergias indefinidas.

Precio:

Según necesidades personales del paciente que tengamos, número de viales y tipo de producto.

  • 1 vial hidratación: 300 €
  • 1 vial alta densidad: 500 €
Necesitas ayuda?