• Hidrata fuertemente la piel
  • Calma y aporta confort
  • Restaura el equilibrio de la piel.
  • Minerales como el cobre, zinc, selenio, hierro, manganeso y yodo, como nutrientes procedentes de la tierra y el mar.
  • Vitaminas del grupo B (B1, B2, B6 y B12).
  • Fucus Vesiculosus, que es un alga marina del mar del norte cargada con oligoelementos y minerales altamente concentrados.
  • Alantoína, para calmar y suavizar.
  • Aloe Vera, que alivia el escozor y la tensión de la piel.