¿QUÉ ES?

    • Tratamiento intensivo dermo-reparador y renovador para las manos, en formato crema de absorción rápida cuya fórmula proporciona un halo de resistencia y protección.
    • Recupera una piel lisa, sedosa y suave.

    ¿QUÉ HACE?

    • Basada en Agua Termal y en una combinación de ingredientes como el Dragon’s Blood o el Plasma Proteico Biológico (SHA) que ayudan a estimular la proliferación celular, combate la sequedad y el envejecimiento de la piel, además de potenciar los efectos renovadores y preservar la barrera hidrolipídica de la piel de las manos.

    ¿PARA QUIÉN?

    • Para todo tipo de pieles.
    • En especial muy secas, envejecidas, dañadas con marcas o manchas.
    • Aplicar diariamente, en cualquier momento del día, sobre las manos limpias y secas.
    • La piel permanece suave, sedosa y flexible con un aspecto joven.
    • Dragon’s Blood: Resina biológica con propiedades altamente renovadoras, reparadoras, antioxidantes y anti-edad.
    • Reduce visiblemente la apariencia de imperfecciones en la piel.

    *Estudios Clínicos In Vitro: un aumento del 86% de la migración celular.


    Plasma Proteico Biológico (SHA) 12%:

    • Ingrediente natural que proviene de la Secreción de Helix Aspersa Müller que estimula intensamente la proliferación celular y activa la formación y regeneración del tejido. Anti-imperfecciones: ayuda a prevenir la formación de nuevas.
    • Con péptidos naturales ayudan a reequilibrar la flora cutánea.

    *Estudios Clínicos.


    Agua Termal:

    • Agua mineromedicinal procedente de las Termas de Salies de Bearn des Gaves (Francia). Rica en Calcio, Magnesio, Hierro, Manganeso, Cobre y Zinc.

    Colágeno Hidrolizado:

    • Aumenta la elasticidad y flexibilidad cutánea.

    Aloe Vera Ecológico:

    • Hidratación intensa, protege de agresiones diarias, combate la sequedad y previene la deshidratación.

    Alantoína:

    • Mejora la renovación celular, la eliminación o atenuación de irritaciones e imperfecciones de la piel.

    Aceite de Rosa Mosqueta (Rosa Canina):

    • Rico en ácidos grasos poliinsaturados, gran capacidad reparadora de la barrera epidérmica. Aporta gran hidratación.

    Manteca de Karité Ecológica:

    • Restaura la barrera epidérmica. Piel más flexible y funcional.