BENEFICIOS

  • Blanquea la piel dejándola luminosa y llena de vida.
  • Su textura espumosa permite trabajarlo durante un tiempo prolongado, dejando la piel preciosa, suave y sin imperfecciones.
  • La piel se oxigena gracias a la activación circulatoria y estimulación de sus células durante la aplicación.
  • Se consigue una piel suave y sedosa, sin necesidad de hidratación.

MODO DE EMPLEO

  • Aplicar el exfoliante corporal sobre la piel húmeda, realizando un masaje con movimientos circulares, y aclarar con agua tibia. Utilizar una o dos veces por semana para conseguir una piel suave y sedosa.