• Su uso puede ser tanto facial como corporal y es de aplicación muy fácil por su textura cremosa y suave que no se seca.
  • Contiene minerales como el zinc, el silicio y la malaquita que consiguen desintoxicar, regenerar, reafirmar, hidratar y nutrir la piel.
  • Estos ayudan a reparar los tejidos dañados y a regenerarlos.
  • Es muy eficaz en el tratamiento de las irritaciones y las lesiones tópicas, como el acné, llagas en la piel y heridas menores, al ayudar a las células a regenerarse.