• Regula la secreción sebácea y purifica el cuero cabelludo.
  • Protege de la acción de los agentes externos (sol, mar, piscina, viento…).