Protege el cabello formando una película sobre la superficie que lo protege de las agresiones externas.

  • Aporta flexibilidad y suavidad.
  • Facilita el desenredado.
  • Aporta vitalidad y brillo.