¿Qué es?

  • Un aceite de ducha acariciador con precioso aceite de argán y una fragancia de bergamota, cedro y vainilla.

¿Qué hace?

  • Este aceite de la ducha equilibrante es idóneo para una limpieza suave de la piel.
  • Acondiciona la piel ya desde la ducha, dejando una sensación suave y flexible.
  • Al mismo tiempo, la fragancia mima los sentidos – para una experiencia perfecta de SPA en casa.

¿Cómo funciona?

  • Los preciosos aceites vegetales como el aceite de argán, almendra dulce y girasol acondicionan la piel, ya desde la ducha, y dejan una sensación de suavidad y flexibilidad.

¿Cómo debo utilizarlo?

  • Usar este aceite en la ducha. PRECAUCIÓN: Enjuagar bien la ducha tras sus uso para eliminar cualquier residuo y evitar resbalones.