• Alqvimia
    • Tónico facial especialmente indicado para las pieles sensibles y grasas debido a sus propiedades calmantes, hidratantes y protectoras. 
    • Su fragancia inspira sensualidad y optimismo, evocándonos a un cálido paseo primaveral por la calles de la antigua Sevilla.
    • El azahar, o flor del naranjo, es un legado asiático que llegó a nuestra sociedad en la Edad Media de la mano de la cultura árabe, convirtiéndose en un poderoso elixir cosmético.
    • Un tesoro introducido en la nobleza gracias a la pasión que despertó en la italiana Princesa de Neroli que, encarnado en la pureza de pequeñas florecillas blancas, es capaz de refrescar la piel, tonificando y calmando nuestro espíritu.