¿Cómo se prevé (y trata) el acné en los centros The Beauty Concept?

El acné, es la enfermedad inflamatoria de la piel más común en el mundo. Afecta a cerca del 90% de los adolescentes, a menudo llega a su apogeo a los 15 años. Pero también puede continuar por años ya que 12% de adultos, principalmente mujeres, sufren acné.

La causa más común del acné son los cambios hormonales. Por eso se desarrolla en la pubertad cuando el organismo comienza a producir hormonas sexuales. Las hormonas provocan un aumento en la producción de sebo y esta secreción excesiva de grasa, junto con las células muertas de la epidermis, bloquean el folículo piloso provocando su inflamación y la formación de una espinilla, barro, o grano.

“En The Beauty Concept somos absolutos defensores de un diagnóstico personalizado en todas las pieles que tratamos, pero hablando de acné con mucha más razón. El acné es una afección que depende de muchos factores y no puede tratarse sin un diagnóstico minucioso y a todos los niveles para poder actuar de forma efectiva y controlada”, apunta Paz Torralba, directora de TBC.

¿Cómo prevenir el acné?

  1. Utilizar un buen producto de limpieza de la piel y un tónico reequilibrante
  2. Elegir una crema de calidad que actúe sobre la patología a tratar, cada vez hay productos con ingredientes activos muy potentes que actúan de forma muy efectiva. Fundamental para crear una barrera en la piel para proteger de los agentes externos.
  3. Realizar un exfoliante una vez a la semana
  4. Beber 2-3 litros de agua al día

¿Cómo se puede prevenir el acné desde la cabina de estética?

El Jetpeel es una ducha de oxígeno muy sofisticada que exfolia, limpia, hidrata y rejuvenece la piel de forma no invasiva ofreciendo resultados sobresalientes. La novedad radica en que a dicho oxígeno puro que se distribuye por el rostro se le incorporan sueros o ácidos de forma personalizada para conseguir resultados específicos, que van desde un drenaje linfático a través de exfoliación hasta la terapia subdérmica sin aguja.

Protocolo

  1. El Jetpeel toma agua o solución salina y la acelera utilizando aire a presión o hidrosolubles, elevándola a velocidades supersónicas. Con una pieza de mano especial, rompe el líquido acelerado en microgotas, cuya energía cinética exfolia suavemente y sin dolor la capa externa de la epidermis. El chorro estira la piel en el punto de contacto, causando barophoresis, lo que significa que los micro-canales en la epidermis permiten la hidratación y la limpieza de la piel. Todo ello sin necesidad de agujas y sin dolor.
  2. Se elabora una mascarilla personalizada con principios activos y se dejan actuar en la piel como 15-20 minutos, se retira y se equilibra la piel con tónico.
  3. Se aplica un coctel personalizado de sueros tratantes y que curan el acné (oligoproteinas, placenta, desisfectantes, ingredientes equilibrantes de la piel) y los aplicamos por escote, cuello y cara de forma controlada con movimientos drenantes hasta su total absorción.
  4. Finalmente se aplica la crema de tratamiento purificante para que actúe de forma eficaz contra el acné, “la aplicamos con técnicas de masaje superficiales, no podemos aplicar un masaje profundo ya que el acné es un foco de infección que haríamos que se extendiera de forma descontrolada.”

Precio Jetpeel: 120 € por sesión

Necesitas ayuda?