Radiofrecuencia pixelada (TECNOLOGÍA ACCENT)

¿Qué es?

Es un revolucionario tratamiento con la innovadora Máquina de Radiofrecuencia Pixelada.

¿Cual es su indicación clínica?

  • Cicatrices ( acné, cicatrices de varicela, quemaduras, queloides..)
  • Acné inflamatorio
  • Reducción del poro
  • Rejuvenecimiento de la piel
  • Tensado, reafirmado de la piel
  • Reducción de arrugas
  • Estrías
  • Tratamiento de ojeras
radiofrecuencia pixelada

¿Qué consigue?

Con 3-6 sesiones y dependiendo de la patología y la persona, se consigue unos excelentes resultados con el:

  • Tratamiento para reducción de estrías hasta un 85%. Rejuvenecimiento facial y corporal.
  • Tratamiento de acné y cicatrices de acné, cicatrices corporales y quemaduras.
  • Tratamiento de manchas faciales por fotoexposición.
  • Tratamiento de celulitis.
  • Tratamiento de flacidez facial y corporal.

Radiofrecuencia pixelada por plasma (R.F.P.)

La radio Frecuencia (R.F.) es una técnica muy utilizada desde hace tiempo en Medicina, mediante la cual, se emite una corriente electromagnética (arco voltaico) que por fricción de las moléculas aumenta la temperatura de la piel a nivel superficial y profundo.
Estos efectos están siendo utilizados desde hace mucho tiempo en el campo de la medicina (electro bisturí, coagulación) y últimamente, en el campo de la Medicina Estética, porque el aumento controlado de la temperatura de la piel activa la formación de fibras nuevas de colágeno que mejoran ostensiblemente su elasticidad.
Basado en estos efectos, se ha diseñado este aparato de RFP con innovadora tecnología, fabricado por ALMA en Israel, al que se le ha añadido un rodillo provisto de agujas muy finas, provocando un doble efecto sobre la piel:

Superficial:
Efecto Ablativo: Formación de cráteres (micro perforaciones) en la piel por vaporización (efecto pixel que facilita su regeneración, al ser dañados sólo unos puntos de la piel, dejando intacta la de alrededor):

  • Focos o puntos de gran energía
  • Rápida reepitelización desde la zona no tratada entre puntos

Profundo:
Efecto Térmico: Retracción del colágeno profundo, que se desnaturaliza por la temperatura recibida, provocando la formación de fibras nuevas que mejoran ostensiblemente la elasticidad de la piel.

¿Cómo funciona?

En el RFP, podemos modificar:

– La potencia de aplicación (más o menos watios)

– El tiempo de exposición (más o menos pasadas)

En los tratamientos faciales, se debe repetir la sesión cada 15-20 días, porque son menos agresivos. En los tratamientos corporales, las sesiones deben repetirse cada 45 días, variando el número de sesiones según resultados.
La RFP, actúa en superficie (ablación), para eliminación de manchas superficiales (de fotoexposición) y en profundidad, por su efecto termogénico reactivador de la formación de colágeno en Dermis e Hipodermis, que provoca una mejora de la elasticidad de la piel y un efecto tensor, mejorando la flacidez. Si se pasa el rodillo suavemente, contactando suavemente con la piel, el efecto es mas ablativo (superficial). Si se presiona el rodillo sobre la piel, el efecto es mas térmico (profundo), regenerador del colágeno.
Se trata, por tanto, de un tratamiento integral de la piel, totalmente innovador, de efectos muy benefactores con un efecto rejuvenecedor constatable.
La aplicación del rodillo provoca la aparición de cráteres en un 10% de la epidermis, lo que facilita su rápida regeneración, y la mejora de absorción (hasta un 70%) de productos de uso tópico que se aplique inmediatamente (despigmentantes, hidratantes, revitalizantes)
Después del tratamiento, se produce una reacción inflamatoria de mayor o menor intensidad, dependiendo de la potencia y del numero de pasadas, y una posterior aparición de costras (+/- 4 días) que en ningún caso son invalidantes y que se pueden disimular con maquillaje.

Protocolos clínicos en la RFP

El efecto “ablativo” de la RFP sobre la epidermis, provoca la formación de micro perforaciones en la superficie de la piel tratada.

La apertura de canales vehiculares en la piel, consecuencia de estas microperforaciones generadas, abre un espectro de posibilidades de aplicación de productos tópicos, que son absorbidos rápidamente, al romperse la barrera que en condiciones normales supone la piel para defenderse de agentes externos.

Este efecto incrementa un 70% la dinámica de absorción de los productos aplicados de uso tópico:

Aplicación de Lidocaína – Prilocaína tópica tras una primera pasada del rodillo de RFP con escasa potencia (15-20W), suficiente para dinamizar su efecto anestésico (5 mn.), lo que permite unas posteriores pasadas a mayor potencia (40-65W) sin apenas sensación de dolor, lo que facilita enormemente el tratamiento.