Reflexología, o cómo tratar tus órganos a través de tus pies

¿Sabías que la planta del pie representa de forma esquemática la totalidad del cuerpo? Los pies cuentan con más de 7200 terminaciones nerviosas que establecen conexión con todos los órganos vitales de nuestro cuerpo. Por eso, son una vía alternativa para tratar dolencias de otras zonas.

La técnica que se encarga de ello es la reflexología podal, que consiste en un masaje en los pies que actúa a modo reflejo sobre los correspondientes órganos y vísceras, además de tener gran eficacia diagnóstica. Además, es un inmejorable relajante y equilibra la energía vital del organismo.

Los orígenes de la reflexología se remontan a la antigua China y al antiguo Egipto, además de encontrarse referencias en la cultura de los indios cherokees. Ya en el siglo XX, es el médico estadounidense William FItzgerald quien observó que la aplicación en determinadas áreas de pies y manos podían provocar efectos anestésicos en otras partes del cuerpo. Así, estableció que el cuerpo humano se halla atravesado, en sentido longitudinal, por diez meridianos, cinco en cada mitad del cuerpo, gracias a los cuales se establece conexión entre distintas áreas y los órganos internos.

 

Beneficios

Los beneficios de la reflexología son múltiples, entre los que podemos destacar los siguientes:

  • Es relajante.
  • Alivia el estrés.
  • Activa la circulación sanguínea.
  • Suaviza las contracturas.
  • Mejora la calidad del sueño.
  • Activa el sistema inmunológico.
  • Favorece mecanismos de depuración y eliminación de toxinas.
  • Equilibra los distintos sistemas.

 

Contraindicaciones

No se recomienda recibir sesiones de reflexología en los siguientes casos:

  • Enfermedades infecciosas.
  • Infecciones en los pies.
  • Eczemas generalizados en el pie.
  • Golpes o heridas en los pies.
  • Fascitis plantar.
  • Verrugas extendidas por todo el pie.
  • Cáncer.

 

En The Beauty Concept contamos con especialistas en esta técnica, cuyos resultados te sorprenderán. ¿Te animas?

Deja un comentario