Plasmage, el bisturí que elimina pequeñas manchas y arrugas

Las manchas son uno de los problemas estéticos que más atacan la piel de hombres y mujeres. De hecho, aproximadamente el 62% de la población española afirma estar preocupada por ellas. El envejecimiento facial, junto con el embarazo, son las causas más frecuentes que argumentan su aparición, aunque hay otras como los malos hábitos de vida, la mala alimentación, no desmaquillarse y exponerse al sol…

Tratar las manchas es absolutamente prioritario, porque no sólo añaden años, sino que dan un aspecto de dejadez y de una piel poco sana. Por suerte hoy en día existen productos y tratamientos en cabina muy inteligentes que actúan sobre las manchas y las hacen desaparecer.

El Plasmage es el tratamiento más eficaz para eliminar pequeñas manchas y cicatrices

Un protocolo de limpieza diario en casa es básico, incluyendo productos específicos preferiblemente de acción nocturna. Sin embargo, si las manchas ya están muy asentadas, lo más efectivo es realizar un buen tratamiento en cabina. Dentro de estos protocolos, el más recomendado por su eficacia demostrada es el Plasmage o plasma fraccionado.

¿Qué es Plasmage?

Se trata de una energía basada en el cuarto estado de la materia (plasma), que funciona con la técnica del puntado para ir suprimiendo poco a poco finas capas de la piel. Alrededor, las células actúan de manera regenerativa y se crea tejido nuevo, es decir, se produce un efecto de ‘evaporación de la mancha. No existe riesgo de dañar la piel, las molestias son mínimas y en ningún caso queda cicatriz, solo aparece una pequeña costra marrón que se desprende en unos días sin dejar ninguna señal.

El Plasmage se ha convertido en una auténtica revolución en el mundo de la medicina estética, porque permite solucionar problemas que anteriormente sólo se podían tratar mediante cirugía. Los resultados se optimizan al partir, como es requisito indispensable en The Beauty Concept, de un buen diagnóstico tanto a nivel estético como a nivel médico.