Hilos tensores para acabar con la flacidez

Los hilos tensores llegan para ayudarnos a rejuvenecer las zonas más rebeldes de nuestro cuerpo, como la cara interna de brazos o muslos, el pecho, el abdomen o los glúteos. Con eficacia demostrada, esta técnica consigue acabar con la temida flacidez, haciendo que la piel luzca firme, joven y sana. ¡Te contamos cómo funcionan!

 

¿Qué son los hilos tensores?

Se trata de hilos de polidioxona y de policaprolactona espiculados que son inductores de colágeno, es decir, estimulan la producción de un colágeno nuevo, produciendo una re-tensión de los tejidos, reafirmando y eliminando la flacidez.

 

 

¿Qué beneficios producen?

  • Efecto lifting inmediato en la zona tratada y, además, a largo plazo porque las nuevas fibras de colágeno y elastina inducidas por los hilos comienzan a actuar desde el momento en que se implantan y consiguen el punto máximo de corrección a los 2 ó 3 meses.
  • Mejora de manera importante la flacidez, a la vez que el propio tono de la piel
  • Rejuvenece la piel.

 

Protocolo:

  1. Se realiza un diagnóstico preciso, paso muy importante porque éxito del resultado depende de las manos expertas del profesional para su colocación, para decidir la cantidad que se aplica y la combinación de la longitud de los hilos.
  2. Se aplica una crema anestésica en la zona y se deja actuar durante 20 minutos, para ser retirada pasado este tiempo para proceder al protocolo.
  3. Se marca la zona a tratar con un lápiz quirúrgico, se dibujan una serie de vectores para identificar las zonas que deben ser tratadas y se implantan los hilos a nivel dérmico.

 

Duración de sus efectos:

El organismo de forma natural reabsorbe los hilos por lo que su efectividad se puede establecer entre 15 y 18 meses. Durante este tiempo, se está produciendo la actividad de los fibroblastos y las células encargadas de producir colágeno y elastina, por lo que el efecto de tensado se prolonga.

 

A tener en cuenta:

  • Es un tratamiento totalmente ambulatorio.
  • No se puede realizar ejercicio físico durante la semana después a realizar el tratamiento.
  • Durante los 4-5 días posteriores se pueden sentir molestias a la hora de dormir hasta que se van ajustando y acomodando en el cuerpo, por lo que hay que intentar no moverse demasiado ni realizar trabajos bruscos.

Si te animas a probarlos, te esperamos como siempre en The Beauty Concept. ¡Feliz semana!